Fan Number 1

Época dorada de los Chicago Bulls

Rodrigo Bastidas

Rodrigo Bastidas

Si existe algo en los deportes de equipo que es muy complicado y que en muchas ocasiones nunca se alcanza, es el poder conquistar un campeonato del mundo, pues hay ocasiones en las que ese logro se repite y se da una situación que muy pocas veces vemos…una dinastía.

En esta ocasión estaremos hablando sobre una de las grandes dinastías que han existido en la historia y nos referimos a los Chicago Bulls de la NBA, una franquicia que dominó toda una década del mejor baloncesto del planeta.

Para poder entender la magnitud de los logros que consiguieron los Bulls durante su reinando como no solo el mejor equipo de la NBA, sino de todo el deporte al rededor del mundo, hay que recordar un poco del pasado del equipo.

Los Chicago Bulls fueron se unieron a la NBA en la temporada de 1966-1967 y vivieron tiempos de altibajos desde su llegada hasta los años 80s cuando un hombre apareció para cambiar el rumbo y la historia del conjunto.

En el Draft de la NBA del año de 1994 los Bulls reclutaron con la 3ª selección general al Escolta de la Universidad de Carolina del Norte, Michael Jordan, y ese movimiento empezó a moldear el futuro del equipo de Chicago.

Como es bien sabido Jordan es el mejor jugador de todos los tiempos de la NBA, pero a pesar de que su juego pude ser el más completo que se ha visto en la historia de la liga, el equipo dependía en demasía del talento de Michael y los equipos ya habían descifrado que con frenarlo a él, el equipo quedaba demasiado mermado para competir.

Pues es aquí donde entra el siguiente personaje que llegó para modificar las cosas y convertirse en un elemento clave para que los Chicago Bulls alcanzaran la cima del deporte mundial y estamos hablando de Jerry Krause.

Krause se convirtió en el Gerente General de los Toros en el año de 1985 cuando reemplazó a Rod Thorne, y el trabajo que realizaría Jerry a nivel administrativo también sería de mucha importancia en el éxito de la franquicia.

Entre las labores que Jerry Krause hizo durante su tiempo fue reclutar a los jugadores Scottie Pippen y Horace Grant, firmar a John Paxon y al polémico pero muy talentoso Dennis Rodman y contratar al entrenador que le daría forma e identidad al equipo, Phil Jackson.

Para el inicio de los años 90 los Bulls ya habían empezado a convertirse en uno de los equipos que eran vistos como contendientes, pero a pesar de haber llegado a los playoffs en 5 ocasiones seguidas, fueron eliminados en todas esas oportunidades.

Pero para la temporada 1990-1991 había llegado por fin el momento de los Chicago Bulls y volvieron a llegar a la postemporada ahora como el mejor equipo de la División Central de la Conferencia del Este.

Y en su camino hacía las Finales eliminaron a los New York Knicks, a los Philadelphia 76ers y a los odiados Pistones de Detroit, con lo cual consiguieron la 1º oportunidad en la historia de la franquicia de pelear por el título.

En las Finales se vieron las caras contra lo poderosos Lakers de Los Angeles que presentaban como estrella y líder al histórico, Magic Johnson, pero la magia de Johnson no fue suficiente y cayeron 4-1 en la serie por el trofeo Larry O’Brien frente a Chicago.

Este fue el 1º campeonato de los Bulls y se empezó a escribir la historia que que marcó un antes y un después en la NBA, y que al día de hoy sigue siendo reconocida, admirada y recordada como una de las mejores épocas.

Ese título por fin le daba a los Toros la tan esperada validación que había estado buscando y convertía a Chicago en la ciudad más popular de la unión americana con el campeón reinante de la NBA y el mejor y más popular jugador de toda la liga.

Pero ese fue solo el inicio, para la campaña de 1991-1992, los Bulls volvieron a arrasar en su división y finalizaron una vez más en el 1º puesto con un registro de 67 Victorias y 15 derrotas al llegar a los playoffs.

Su camino a las Finales los hizo pasar por encima del Heat de Miami en la 1ª ronda, sobre los Knicks de Nueva York en las Semifinales de Conferencia y a los Cavaliers de Cleveland en las Finales de la Conferencia del Este.

En las Finales de la NBA los Bulls se vieron las caras frente a los Portland Trail Blazers que también fueron el mejor equipo de su división, pero que terminaron cayendo 4-2 para el 2º campeonato al hilo de Chicago.

Esos 2 títulos dejaban en claro que el campeonato de 1991 no había sido un accidente y no había mejor equipo en la NBA que los Bulls, pero este bicampeonato no es ni la mitad de la gran historia de este equipo.

La siguiente temporada de 1992-1993 fue el momento en el cual Chicago se transformó de un equipo que vivía un buen momento, a uno que se convirtió en dinastía y en un emblema de la National Basketball League, del baloncesto y del deporte internacional.

Como ya era una costumbre los Toros acabaron la temporada regular en la cima de la su división con un récord de 57-25, pero ahora no fueron los mejores de la Conferencia del Este al llegar a la postemporada.

Aún así en los playoffs su desempeño fue más que efectivo y dominante y eliminaron a Atlanta Hawks, a los Cleveland Cavaliers y a los New York Knicks en el camino a sus 3as Finales de la NBA de manera consecutiva.

Y para ya dejar establecido su legado los Chicago Bulls derrotaron con un récord de 4-2 a los Phoenix Suns en las Finales y los Toros se convirtieron en el 3º equipo en la historia de la NBA en ganar un tricampeonato, uniendo a los Lakers de Minneapolis de 1952 a 1954 y los Boston Celtics de 1959 a 1966.

Después de ese increíble logro la franquicia vivió un momento de incertidumbre tras el anuncio de retiro de Michael Jordan en 1993 y empezaron las dudas sobre si los Bulls podrían volver a alcanzar el máximo éxito sin su superestrella en la plantilla.

Pues esa interrogante se solucionó de ese año 1993 a 1995 con Chicago quedándose cortó de alcanzar las Finales de la NBA, pero en ese 1995 Jordan regresó con el equipo y en su proceso de readaptación empezó a enderezar el barco.

Para la campaña de 1995-1996 los Bulls volvieron a ser los de antes, pero con una nómina que era diferente fuera de Michael Jordan y Scottie Pippen, pero que sumó en su talento a Toni Kukoč, Steve Kerr y Dennis Rodman.

Sin importar los cambios de jugadores, Jordan y Pippen, acompañados de Phil Jackson, lideraron al grupo para en ese entonces el mejor récord de temporada regular en la historia de la NBA, con una marca de 72 Triunfos y 10 Descalabros.

Ese gran registro los llevó de nueva cuenta a los playoffs como el mejor equipo de la Conferencia Este y de toda la liga, y en la postemporada dejaron en el camino al Miami Heat, a los Knicks de Nueva York y al Orlando Magic para alcanzar la serie por el título.

En las Finales de la NBA superaron a los Seattle Supersonics para conquistar su 4º trofeo Larry O’Brien y mandar el mensaje al resto de los equipos que los Chicago Bulls habían regresado y con toda su fuerza.

La campaña de 1996-1997 volvió a ser muy exitosa para Chicago con una marca de 69-13 y llegaron a la postemporada de nueva cuenta como el mejor equipo de su división y se preparaban para una nueva serie de duelos camino a las Finales.

Como era de esperarse Chicago aplastó a sus rivales acabando con los sueños de los Washington Bullets, los Atlanta Hawks y el Miami Heat en su trayecto a las Finales donde se medirían al Utah Jazz.

A pesar de que el equipo de Utah contaba con muchísimo talento y con 2 futuros miembros del Salón de la Fama como Karl Malone y John Stockton, los Bulls fueron demasiada pieza para el Jazz y y los superaron 4-2 en la serie para el 5º campeonato de Chicago.

Para el inicio de la temporada de 1997-1998 los Chicago Bulls ya eran una de las mejores franquicias que la NBA y el deporte habían visto, pero no tenían en mente detener ese impulso que llevaban e iban en búsqueda de más.

Eso quedó demostrado a lo largo de la fase regular en la cual consiguieron un récord de 62-20 y llegaban a los playoffs como amplios favoritos a llevarse una vez más el trofeo de campeones de la NBA.

En la 1ª Ronda y en las Semifinales de la Conferencia Este no tuvieron mayores problemas para derrotar a los New Jersey Nets y a los Charlotte Hornets, pero en las Finales de Conferencia enfrentaron posiblemente el mayor reto en su historia.

Los Indiana Pacers fueron el rival en esta fase y le complicaron bastante las cosas a los Bulls al llevarlos a penas por 2ª ocasión en todos sus años a un Juego 7, pero gracias a un marcador de 88-83 Chicago se llevó el triunfo en el que posiblemente fue el juego más complicado que habían jugado en todas sus participaciones en los playoffs.

Las Finales fueron una reedición de la campaña pasada con los Chicago Bulls viéndose las caras contra el Jazz de Utah que venía como el mejor equipo de su conferencia y con un récord exacto al de los Toros.

Pero nada iba a detener el deseo e ímpetu de los Bulls y de nueva cuenta con un récord de 4-2 en la serie Chicago derrotó a Utah y conquistaron su 6º título convirtiéndose en la única franquicia en la historia de la NBA que lograba 2 tricampeonatos.

Desafortunadamente para los Bulls y sus aficionados, la organización de Chicago había ya tomado desiciones sobre el futuro del equipo y ese increíble grupo de jugadores y su icónico entrenador vieron como sus caminos se separaron y de esta manera terminaba de manera abrupta e indeseada la magnifica historia de esta legendaria dinastía.

El hecho de que separaran al grupo provocó el retiro de nueva cuenta de Michael Jordan y comenzó un proceso de reconstrucción en la franquicia de los Chicago Bulls que sigue hasta el día de hoy.

Ese legendario equipo de los Bulls de los años 90s marcó la liga y del deporte mundial con sus impresionantes 6 títulos, que son los únicos que puede presumir el equipo, pero que los ha ubicado como la 3º franquicia con más campeonatos en la historia de la NBA.

Es muy posible que al menos en nuestra vida no volvamos a ver a un equipo como el de los Chicago Bulls que dominó la década de los 90s, y por ese y más motivos, su dinastía ha pasado a los libros de historia como la mejor de todos los tiempos.

¿Quieres ser parte de esta gran historia?. Unete a este legado con tu indumentaria oficial de los Chicago Bulls que encuentras en la tienda oficial de la NBA.

No te pierdas ninguna de nuestras notas aquí en Fan#1.

Comparte:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
On Trend

Post más Populares

NBA All-Star 2024

All-Star Como es ya una tradición la NBA vivió las festividades del All-Star 2024 desde Indiana, en donde la crema y nata de la asociación

No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón

Muhammad Ali

Consigue el Outfit de tu Equipo Favorito