Fan Number 1

Jayson Tatum, la estrella de los Celtics de Boston

Mel Hernandez

Mel Hernandez

La estrella de esta nota es Jayson Christopher Tatum, el gran basquetbolista estadounidense que juega en los Boston Celtics de la NBA.

Sin embargo, este ídolo no tuvo una vida fácil, y aquí te contamos todos los detalles.

Nació el 3 de marzo de 1998, la joven estrella se crió en St Louis, Missouri, junto a su madre, Brandy Cole, quien solo tenía 19 años cuando tuvo a Jayson, pero siempre procuró que le faltara lo menos posible. 

Cole, su madre, estudiaba derecho en St Louis, jugaba vóley universitario y su poco tiempo libre lo dedicaba para hacer múltiples trabajos de tiempo parcial, como la venta de celulares, pólizas de seguros y un trabajo en una oficina postal, entre otros.

Mientras seguían encontrando la manera de sobrevivir, continuaron viviendo en su casa y Tatum, inspirado por todo el esfuerzo que realizaba su madre, comenzó a formar en lo que quería convertirse: un jugador profesional de básquetbol.

Tatum tiene una anécdota; cuando le contó de su sueño a una maestra, ésta se sorprendió y le dio una respuesta muy poco alentadora: “Creo que vas a tener que cambiar tus sueños. Elige una profesión más realista”, le dijo. 

Nos alegra ser testigos de que Jayson no renunciara.

Cada mañana se levantaba a las 5:30 para ir al gimnasio. Una hora y media de preparación antes de entrar a clases. 

Frank Bennett, el coach de Tatum en la secundaria, recuerda bien aquella rutina. “Yo llegaba 6:30 y ya estaba ahí. Pero lo más impactante es que lo hacía cada día. Sólo un día no fue, luego de que ganamos el título estatal. Fue su único día libre. Así era él, sólo trabajaba y trabajaba”, recordó.

La motivación aumentó al ver cómo personas cercanas llegaron a donde él soñaba, la NBA. Primero fue su primo, Tyronn Lue, quien debutó en 1998 y permaneció hasta el 2009, siendo campeón con los Lakers. Luego su padrino, Larry Hughes, quien fue compañero de su papá y luego dio el salto, en 1999 hasta el 2012. 

Ya en 2012, con 14 años, escribió un tweet que se hizo viral años después, pidiendo que James lo siguiera en esa red social…“Sígueme, soy el sobrino de Larry Hugues, de Sant Louis, y el primo de Abe y RJ, hijo de Justin”, le escribió. 

Cinco años después se lo volvería a cruzar, pero ya dentro de una cancha de la NBA.

Justin Tatum, padre de Jayson, quien a pesar de no estar presente los primeros años, volvió y fue fundamental en el desarrollo de él como jugador. Éste lo hacía jugar contra personas bastante más grandes a su hijo y, aún así, Tatum se destacaba y brillaba en aquellos encuentros.

También fue clave lo que le enseñó Drew Hanlen, un entrenador que ya había preparado a diversos prospectos NBA como lo fueron Zach LaVine, Andrew Wiggins y Bradley Beal. 

Aprovechando al máximo sus oportunidades, Tatum cerró su última temporada en la secundaria promediando 29.6 puntos y 9.1 rebotes y así, quedó en la mirada de todas las universidades americanas al ser rankeado por ESPN con el tercer puesto de los mejores jugadores del país en su categoría.

Fue Duke la universidad en la que decidió seguir.. Ahí fue entrenado un año por Mike Krzyzewski, entrenador emblemático de la institución. Promediando 16.8 puntos y 7.3 rebotes, Tatum se declaró para el draft como uno de los mejores proyectos que podrían entrar en la NBA.

Llegó el día del draft y los Boston Celtics lo eligieron en la tercera selección de la primera ronda. Tatum llegó a la franquicia y dejó su huella de inmediato.

Tatum, con solo 20 años demostró que estaba hecho para jugar en esta liga y fue seleccionado en el quinteto de novatos ideal de toda la NBA.

A partir de la tercera temporada se convirtió por primera vez en All Star y fue parte del tercer quinteto de la liga promediando 23.4 puntos y 7 rebotes. Luego al año siguiente aumentó todavía más sus números: acumulando 26.4 puntos con 7.4 rebotes por juego y nuevamente fue All Star. Incluso llegó a meter 60 puntos en un encuentro, empatando el récord de la franquicia con la leyenda Larry Bird.

Fue recién este año que todo se le dio de la mejor manera posible. Con su nuevo entrenador Ime Udoka, arrancaron de gran manera y  cerró el año con 32 victorias y 10 derrotas, concluyendo su temporada regular en el segundo puesto del este.

Terminada esa parte de la temporada, los Boston Celtics arrancaron su camino a las finales de la NBA. Vencieron justamente a los tres equipos que los habían eliminado en esas últimas tres temporadas. 

Tatum fue elegido con el primer premio MVP (Jugador Más Valioso) de las finales del Este.

Pase lo que pase, ganen o pierdan los Celtics, para nosotros en Fan#1 Tatum ya es una de las superestrellas de esta liga. Sus actuaciones en esta temporada quedarán para la historia.

Esperamos verlo triunfar este jueves y consagrarse campeón por primera vez.

No te pierdas nada y visita nuestras redes sociales para más información.

 

Comparte:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
On Trend

Post más Populares

Super Bowl LVIII

Super Bowl Después de mas de 4 meses de actividades, la temporada 2023 de la NFL ha llegado a su clímax, ya que nos preparamos

No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón

Muhammad Ali

Consigue el Outfit de tu Equipo Favorito